sábado, 29 de diciembre de 2012

Detienen a jefe de "halcones" y a sicario de 17 años de grupo delictivo

DETIENEN A JEFE DE "HALCONES" Y A SICARIO DE 17 AÑOS DE GRUPO DELICTIVO 


* Trabajaban para "El Pelacas".

San Luis Al Instante.- La noche de este viernes 28 de diciembre fueron detenidos en esta Capital potosina el jefe de "halcones" y un sicario de 17 años, ambos pertenecientes a un grupo delictivo cuyo nombre no fue proporcionado por las autoridades.


La Secretaría de Seguridad Pública informó que las detenciones fueron realizadas por elementos de la Policía Federal, Policía Estatal y militares en el kilómetro 11 de la carretera 57 México-Piedras Negras, tramo libramiento San Luis Potosí.

Los detenidos dijeron ser encargados del trasiego de droga, así como de planear “levantones” y efectuar ejecuciones de miembros de grupos rivales.

Viajaban en un vehículo marca Honda, tipo Civic, color café, con placas de San Luis Potosí. En el interior del auto se encontraron más de 12 mil dosis de cocaína en piedra y polvo, repartidas en 25 bolsas de plástico. 

Además se les encontraron dos armas largas AK-47, dos granadas de fragmentación, 19 cargadores, 407 cartuchos útiles.

De acuerdo con las investigaciones, operaban bajo las órdenes de "El Pelacas", jefe de plaza de San Luis Potosí de un grupo criminal no identificado.

Los detenidos fueron identificados como Diego E. P., de 17 años, originario de San Luis Potosí, con domicilio en el barrio de Tlaxcala de esta capital, quien tenía funciones de sicario y escolta del jefe de plaza apodado “El Pelacas”; y Luis Muro Mendoza (a) “El Inspector”, de 22 años de edad, originario de Zacatecas, con domicilio en colonia Privadas de la Hacienda de San Luis Potosí.

Este último tenía como función dentro de la organización criminal, la de coordinar la logística de los “levantones” y ejecuciones contra grupos antagónicos, así como la distribución y venta de droga en la entidad potosina; además fungía como jefe de “halcones” o informantes.

(Nota.- La fotografía no pertenece al incidente aquí descrito).

No hay comentarios: