Feria Nacional Potosina

sábado, 29 de diciembre de 2012

En riesgo de ser ilegales peleas de gallos, corridas de toros y charrerías

EN RIESGO DE SER ILEGALES PELEAS DE GALLOS, CORRIDAS DE TOROS Y CHARRERÍAS


San Luis Al Instante.- De acuerdo con las modificaciones hechas al artículo 350 bis del Código Penal del Distrito Federal, las peleas de gallos y de cualesquiera otros “animales no humanos”, así como corridas de toros y charrerías, se encuentran en riesgo de desaparición por caer dentro de la ilegalidad, cuando menos en la Capital mexicana.

Así se desprende de un análisis efectuado a los términos de dichas modificaciones, mismas que fueron realizadas el jueves 28 de diciembre por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Textualmente, el artículo 350 del Código Penal del Distrito Federal quedó redactado así:

“Al que intencionalmente realice actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier especie animal no humana, causándole lesiones evidentes, sin que pongan en peligro la vida del animal, se le impondrá de seis meses a dos años de prisión y de cincuenta a cien días multa.

“Si las lesiones ponen en peligro la vida del animal no humano se incrementarán en una mitad las penas señaladas.

“Se entenderá para los efectos del presente título como animal, al organismo vivo, no humano, sensible, que no constituya plaga, que posee movilidad propia, y capacidad de respuesta a los estímulos del medio ambiente perteneciente a una especie domestica o silvestre. Los animales abandonados, o callejeros no serán considerados plaga.

“Al que intencionalmente cometa actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier especie animal no humana provocándole la muerte, se le impondrán de dos a cuatro años de prisión y de doscientos a cuatrocientos días multa, así como el aseguramiento de todos los animales que pudiera tener bajo su cuidado o resguardo, en términos de lo dispuesto por el artículo 54 de éste Código.

“En caso de que se haga uso de métodos que provoquen un grave sufrimiento al animal previo a su muerte, las penas se aumentarán en una mitad.

“Se entenderá por métodos que provocan un grave sufrimiento, todos aquellos que lleven a una muerte no inmediata y prolonguen la agonía del animal.”

Como se desprende de lo anterior, las peleas de gallos, de perros o de peces, así como las corridas de toros y las charreadas, pueden considerarse como actos de maltrato o de crueldad en contra de una especie animal no humana, mismas que causan lesiones, ponen en peligro y llegan incluso a matar premeditadamente a una de esas criaturas.

La pregunta que flota en el ambiente es si esas actividades con ello quedan proscritas en el Distrito Federal.

No hay comentarios: